Historia de Tradiciones Mayas

Tradiciones Mayas fue fundada en 1996 con el fin de ayudar a las hábiles artesanas indígenas a mejorar su calidad de vida y preservar su cultura, facilitándoles el acceso a un mercado mundial de comercio justo. Con el paso del tiempo, hemos crecido e implementado programas de educación para jóvenes, programas de salud comunitaria y programas de desarrollo para artesanas con el fin de ofrecer un mejor apoyo a las mujeres artesanas y sus familias. En 2007, la Fundación Tradiciones Mayas se convirtió en una organización no gubernamental registrada en Guatemala con el objetivo de aumentar nuestros programas sociales para impactar aún más las comunidades con las que trabajamos.

La Fundación está ubicada en Panajachel, Sololá, Guatemala y la encabezan varias mujeres indígenas mayas y voluntarios internacionales. Actualmente, trabajamos con siete comunidades rurales indígenas en todo el Altiplano Occidental de Guatemala y apoyamos a más de 500 indígenas mayas a través de nuestros programas educativos sociales

Jane Stiller Mintz, Fundadora (1943 – 2009)

Jane Mintz, graduada de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Columbia (MSW), se ejerció como trabajadora social en los Estados Unidos por muchos años. Al retirarse, Jane se convirtió en tejedora y maestra. Su viaje, en busca del arte de tejer, la llevó hasta el lago de Atitlán en Guatemala, donde se enamoró del país y el pueblo. En 1988, Jane Mintz empezó a trabajar con las mujeres artesanas indígenas en Guatemala.

A medida que llegó a conocer a muchas tejedoras indígenas, fue testigo del profundo empobrecimiento de sus comunidades —y así la trabajadora social retomó su trabajo con un espíritu emprendedor. Jane empezó a ayudarles con sus diseños, ofreciendo realimentación para ayudar a mejorar la calidad de los productos con el fin de hacerlos más comercializables en los Estados Unidos. Jane observó que las destrezas y los conocimientos tradicionales de las mujeres en el telar de cintura representaban una oportunidad para que ellas obtuvieran ingresos más estables para apoyar a sus familias, permitiéndoles a la vez trabajar desde casa y atender a sus hijos.

El negocio de importación de Jane, Cosas Hermosas, con sede en los Estados Unidos, marcó el comienzo de su compromiso a largo plazo con la facilitación del acceso a los mercados locales e internacionales. La Fundación Tradiciones Mayas fue establecida con el fin de apoyar formalmente a que las mujeres artesanas se sostengan por sí mismas y aumentar el acceso a las oportunidades de fomento de capacidades, la educación formal y los servicios de salud tradicionales.

Reconocida como una de las primeras organizaciones en adoptar el modelo de Comercio Justo, la Fundación Tradiciones Mayas fue una de las primeras proponentes y miembro de la Federación de Comercio Justo (FTF). Cuando Jane falleció en 2009, fue galardonada con el reconocimiento póstumo por su dedicación a la comunidad de Comercio Justo de la FTF. Hoy en día, su modelo visionario continúa prosperando e impactando las vidas de innumerables mujeres artesanas indígenas y sus familias.